Momento Espírita
Curitiba, 20 de Março de 2019
busca   
no título  |  no texto   
ícone El Estratega Celestial

Planificación estratégica es un concepto común, en el ámbito de la administración, que significa el acto de pensar y hacer planes de una manera estratégica.

Ayuda en la definición de objetivos. Significa también utilizar los recursos disponibles de forma eficiente, aumentando la productividad de un individuo o una empresa.

Planificación de los recursos humanos. Planificación financiera. Todo reviste gran importancia para que cualquier emprendimiento alcance el éxito deseado.

Por esta razón, al definir su venida a la Tierra, el Maestro Jesús elaboró una planificación que incluyó milenios, mensajeros de variado orden y servidores más cercanos.

Estableciendo que vendría para Su rebaño, alentó la esperanza de miles de Espíritus exiliados de un sistema solar distante, que llegaron al planeta azul, cuando todavía estaba en su fase de mundo primitivo.

Alimentándoles las mentes, contó con sus recuerdos para ser anunciado en todos los rincones, a lo largo de las eras.

Y, con el fin de que los caminos fueran preparados de forma adecuada para Su llegada, fue enviando mensajeros de Su confianza, como valientes exploradores, a lo largo de los tiempos.

Reconocemos a Sus portavoces en todos los rincones de la Tierra.

Fo-Hi, en China, revela enseñanzas de gran pureza y de la más avanzada metafísica. Lao-Tse trae lecciones llenas del perfume de una extrema sabiduría moral.

Y Confucio, seis siglos antes del nacimiento de Jesús, influencia con su doctrina no solamente a China, sino a toda Asia Oriental.

Como precursores de la idea cristiana, en Grecia destacan Sócrates y Platón. Y al acercarse el momento de nacer entre los hombres, el Señor Jesús elige a los doce, los pilares para la debida propagación de Su mensaje.

No se olvidó de elegir a un hombre bien letrado, Levi, para que realizara las primeras y preciosas notas.

No faltó el encargado de los valores del mundo, Judas, de Kerioth. Seguramente, alguien que se ofreció para servir al gran plan y que Jesús, atendiendo al libre albedrío de la criatura, lo incluyó entre los doce.

También eligió a los setenta y dos, aquellos encargados de salir en parejas por los pueblos, anunciando la llegada del Mesías.

Personas de muchas ciudades. Criaturas que Él puso en la Tierra, de forma estratégica, en determinadas localidades.

Por esto, identificó a Zaqueo, en Jericó, que vendría a dirigir los trabajos apostólicos en Cesarea.

De la misma forma, va a Sicar, en Samaria, a recordar a Fotina, la mujer del pozo de Jacob, su misión. Ella se trasforma en la Iluminadora, sirviendo a la Buena Nueva.

Jesús, Modelo y Guía. Estratega hábil, preciso. Delineó un plan y lo ejecutó, paso a paso, con todos los detalles.

Los que no tenemos ojos de ver, no le percibimos la excelsa diligencia en cada acción.

Pero solamente una planificación bien ejecutada permitiría que una vida mesiánica tan corta lanzara semillas que siguen fructificando, tras el segundo milenio de Su estancia entre nosotros.

Pensemos en eso.

Redacción del Momento Espírita
Le 8.1.2019.

© Copyright - Momento Espírita - 2019 - Todos os direitos reservados - No ar desde 28/03/1998